Cultivo y recolección de la Planta de Alcachofa

En Castel Ruiz, en Tudela, somos especialistas en el cultivo de la planta de alcachofa. Aquí te explicamos cómo es nuestro proceso de cultivo desde que se planta, hasta su recolección.

planta de alcachofa

Beneficios de la planta de alcachofa:

La planta de alcachofa es una hortaliza rica en nutrientes y con multitud de beneficios para la salud:

Es una fuente de vitaminas como el potasio, el calcio y la vitamina A.

Tiene propiedades antioxidantes y depurativas.

Es baja en calorías y rica en fibra, por lo que es ideal para dietas de adelgazamiento.

En Castel Ruiz, conseguimos que nuestras plantas de alcachofa alcancen la más alta calidad, así es cómo lo conseguimos.

¿Cómo se cultiva la planta de alcachofa?

Para crecer correctamente, la planta de alcachofa requiere una serie de condiciones específicas para su desarrollo. Estas son algunos de los requisitos que cumplimos en nuestra producción:

Clima:

Las alcachofas necesitan un ambiente moderadamente frío para desarrollarse, pero no soportan bien las temperaturas extremas. Las regiones templadas son las más adecuadas para el cultivo de esta planta.

Riego:

La planta requiere una cierta humedad regular, pero no toleran el exceso de agua. Lo más recomendable es instalar un sistema de riego por goteo para evitar encharcamientos.

Nutrientes:

Es fundamental un abonado adecuado con estiércol o compost, tanto de fondo como en cobertura, para asegurar un buen desarrollo.

Suelo:

Las alcachofas necesitan suelos sanos, aireados y ricos en materia orgánica. Se deben evitar suelos muy pesados y húmedos, así como los suelos muy secos.

cultivo de planta de alcachofa

Cómo es su recolección

Cortamos las alcachofas a mano cuando alcanzan el tamaño adecuado.

Las alcachofas tienen dos tipos de crecimiento: las primeras, que crecen en el centro del brote, suelen ser redondas y gruesas, mientras que las segundas, que salen en las ramas laterales, son algo más alargadas y pequeñas.

Para garantizar un desarrollo óptimo de la planta y aumentar su resistencia al frío, es fundamental cortar siempre el tallo de cada alcachofa por debajo de la altura en la que se hallan las alcachofas más jóvenes.

Plagas más comunes en la planta de alcachofa

Durante el cultivo de la planta de alcachofa, nos enfrentamos a diversas plagas que pueden afectar a la producción. Las más comunes son:

Pulgón

Suele aparecer si se abusa del riego y de los abonados ricos en nitrógeno. Para combatirlo, recurrimos al jabón potásico o a repelentes de extracto de ajo.

Gusano barrenador

Estos se introducen en el tallo de la planta y excavan galerías.

Caracoles o babosas

Los recolectamos a mano tras los días de lluvia y colocamos tejas alrededor del cultivo para que sea más fácil localizarlos.

Enfermedades 

Una de las enfermedades más frecuentes en el cultivo de alcachofas es el mildiu. Se trata de una enfermedad fúngica, que causa la aparición de manchas amarillentas en las hojas. Para asegurar la salud de nuestras plantas utilizamos un fungicida específico.

En Castel Ruiz, nos esforzamos por garantizar la calidad de nuestras plantas de alcachofa, cuidando cada etapa del proceso, desde su cultivo de la planta hasta su recolección.